¿Qué es el bruxismo?

Paciente con bruxismo

El hábito de apretar y rechinar los dientes, se conoce de forma técnica como bruxismo.

Puede darse en adultos y en niños y tanto de día como de noche. Existen dos tipos: céntrico (cuando apretamos) y excéntrico (cuando frotamos).

Al contrario que el bruxismo diurno que puede ser consciente o inconsciente, el bruxismo nocturno siempre es inconsciente y sucede normalmente en los primeros momentos del sueño y cesa cuando éste es más profundo. Se produce al contraer de forma rítmica, repetitiva y violenta los músculos de masticación, dando como resultado un rechinamiento perceptible que es imposible de reproducir si estás despierto.

Las fuerzas que liberan el bruxismo no sólo afectan a las articulaciones maxilares, también sobrecargan y dañan los músculos de masticación y los propios dientes. Además, puede provocar tensiones en la zona de la cabeza y el cuello así como dolor de cabeza y cara. También puede causar problemas de la articulación temporomandibular (ATM).

Síntomas del bruxismo

Partiendo de que cada persona es diferente, nombramos algunos de los síntomas que el bruxismo abarca:

  • Estrés y ansiedad.
  • Trastornos alimentarios.
  • Dolor de cabeza y cara y mandíbula.
  • Inflamación de la mandíbula.
  • Depresión.
  • Dolor de oído (lo que se denomina dolor referido, debido a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo).
  • Sensibilidad muscular.
  • Sensibilidad a las cosas frías, calientes o dulces en los dientes.
  • Insomnio.

La musculatura de masticación puede aumentar considerablemente debido a la elevada sobrecarga que el bruxismo conlleva, formando dolorosos endurecimientos. También puede provocar dificultades al abrir la boca la sobrecarga prolongada de las articulaciones maxilares, percibiendo como un crujido al abrir la boca por esa alteración de la articulación maxilar, que podría hasta desplazarse dificultando la abertura de la boca.

Tratamiento del bruxismo

Férula para tratar el bruxismo

El tratamiento recomendado por los especialistas para el bruxismo consiste una férula de descarga o miorelajante, ya que el tratamiento está relacionado con el riesgo de lesión dentaria y su posible afectación muscular, impidiendo con ella una lesión permanente y la afectación de los dientes. A veces incluso es necesario realizar un tallado selectivo de los dientes en casos graves. También existen unos ejercicios fisioterapéuticos que ayudan a relajar la musculatura de masticación.

Cuando el bruxismo se produce por desencadenantes psíquicos graves, es más difícil de contrarestar ya que el paciente está sometido a situaciones de estrés constantes, por lo que además debería someterse a un tratamiento psicológico, ya que las medidas odontológicas pueden prevenir los daños pero no combaten la causa.

Si se trata de estrés puntual se debe de aprender a gestionarlo. Para ello existen técnicas de relajación como el yoga, el Tai-Chi… que permiten afrontar el estrés diario de forma más tranquila ayudando a reducir la intensidad del bruxismo.

Está usted en buenas manos...

CONTACTE CON NOSOTROS

Si está interesado en solicitar cita, por favor llámenos al teléfono 963 419 090 o contacte a través de nuestro formulario de contacto.

Solicitar cita

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies