La periodoncia es la rama de la odontología que se ocupa de prevenir o curar las enfermedades de los tejidos de soporte dental: Gingivitis y Periodontitis.

Gingivitis

La Gingivitis es la inflamación de la encía que rodea el diente con aumento del sangrado de la misma pero sin destrucción del tejido de soporte dentario (hueso, ligamento periodontal).

El 85% de los adultos en algún momento de su vida sufre esta enfermedad periodental. Ésta aparece de forma general durante los cambios hormonales, la pubertad o durante las primeras etapas de la edad adulta. Pero también puede persistir o reaparecer con frecuencia, según la salud de sus dientes y encías.

Si esta no se trata adecuadamente, esta inflamación puede convertirse en grave y crónica, generando periodontitis y provocando la pérdida de piezas dentales con el tiempo.

Prevenir la gingivitis es relativamente sencillo, bastará con controlar la placa supragingival con las siguientes pautas:

  • El cepillado tres veces al día (desayuno, comida y cena) de los dientes y las encías con cremas dentales o enjuagues bucales antisarro y antiplaca.
  • El uso de la seda dental por lo menos en una vez al día.
  • Evitar en lo posible la toma de algunos medicamentos.
  • Cada seis meses o una vez al año, según el caso, una limpieza profesional no estará de más para comprobar que nuestros dientes y encías están sanos.

Periodontitis

La Periodontitis es una patología más compleja porque aquí si hay destrucción de los tejidos de soporte (aquí estriba la diferencia fundamental entre las dos) y además hay varios grados de gravedad y existen muchos factores coadyuvantes (bacterias, tabaco, hábitos de higiene, predisposición genética, herencia, etc).

La placa dental es una nociva capa de bacterias que se forma continuamente sobre los dientes, y es la causante en gran medida de estas enfermedades. Dichas bacterias reaccionan con los alimentos que ingerimos, produciendo ácidos que atacan y debilitan el esmalte, protector de nuestros dientes, dicha placa que en un principio es blanda y fácil de remover con el cepillado habitual, con el tiempo, si no se retira, se convierte en sarro, mucho más duro y dañino para las encías, ligamento dental y hueso. Dicho sarro sólo podrá ser retirado por un profesional con el instrumental adecuado, para que no siga dañando y retrayendo las encías.

Para el tratamiento de las enfermedades periodontales apostamos por la Terapia Fotodinámica. Esta minimiza la destrucción del tejido periodontal al ser menos agresiva. Proporciona una mejora en la hipersensibilidad de la dentina, reduce la inflamación de las encías y permite que se restaure con más rapidez el tejido dañado.

También hay casos en los que la cirugía puede ser necesaria para abrir y limpiar las bolsas en las encías y procurar soporte si hay dientes flojos. Así como puede ser probable que se tenga que extraer uno o varios dientes para que el problema no empeore y se propague.

El tratamiento requiere controles y una buena higiene oral (seda dental y cepillado meticuloso diario). Debemos recordar que prevenir y tratar la Gingivitis evitará la aparición de la Periodontitis.

Terapia fotodinámica en el tratamiento de la enfermedad periodontal

La terapia fotodinámica (PDT por sus siglas en inglés) es un procedimiento terapéutico utilizado en medicina. Principalmente es en dermatología donde más se aplica para el tratamiento de varias enfermedades de la piel y cuero cabelludo.

Mediante luz de la longitud de onda adecuada se estimula la zona a tratar donde se ha administrado un agente fotosensibilizante, esta estimulación luminosa provoca la muerte de las bacterias al producir formas reactivas de oxígeno causadas por la estimulación de la luz sobre estos agentes fotosensibilizantes.

Cuando los tejidos que sostienen los dientes se infectan, atacando justo debajo de la línea de las encías, estamos ante una enfermedad periodontal, periodontitis, que puede llevar a la pérdida de los dientes al ocasionar que la unión del diente y los tejidos que lo sostienen se destruyan.

Fue en la Universidad Sao Paulo State en Brasil donde los investigadores descubrieron que la terapia fotodinámica minimizaba la destrucción del tejido periodontal, comparándolo con las técnicas habituales para el tratamiento de esta enfermedad que se efectuaban con el alisado radicular, tratamiento de canales y administración de antibióticos.

Se comprobó que al ser menos agresiva, proporcionaba una mejora en la hipersensibilidad de la dentina, reducía la inflamación de las encías y permitía que se restaurara con más rapidez el tejido dañado.

Está usted en buenas manos...

CONTACTE CON NOSOTROS

Si está interesado en solicitar cita, por favor llámenos al teléfono 963 419 090 o contacte a través de nuestro formulario de contacto.

Solicitar cita

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies